Noticias | Agenda

Eugenia Rico - Escritora

"Viajé mucho, pero Fonsagrada es mi particular Macondo"

La escritora presenta hoy en Vigo "Aunque seamos malditas", que ha vendido ya unos 200.000 ejemplares en Alemania
15-06-2011 04:30
0 votos
Nacida en Oviedo en 1972, en el año 2000 publica su primera novela,

Nacida en Oviedo en 1972, en el año 2000 publica su primera novela, "Los amantes tristes"". Después saldrían a la luz "La muerte blanca", "La edad secreta", "El otoño alemán" y "Aunque seamos malditas". Por medio, el ensayo "En el país de las vacas sin oj

Aquella niña nacida en el Oviedo de 1972 pero que pasó parte de la infancia con su familia de Fonsagrada y no se olvida del gallego, es hoy una novelista espléndida cuyo último delirio literario (es un modo de decir), "Aunque seamos malditas" (editorial Suma), ha vendido ya unos 200.000 ejemplares solo en Alemania. Hoy la actriz Uxía Blanco lo presentará en la Casa del Libro (19.30 h.) y sus devotos podrán conocer en vivo y en directo a Eugenia Rico, una mujer intensa que ha hecho del lenguaje una fiesta y que consigue, al poco de conocerla, una suerte de fascinación inesperada por vivirla.

–Kehlmann, su editor alemán, la considera una de las voces más importantes de la literatura española contemporánea. Entró con buen pie en ese país...

–No sé si merezco ese cumplido. Lo que sí es cierto es que siempre me han dicho que parezco una autora extranjera y en el extranjero ha sido muy apreciada mi literatura. Sin embargo yo creo que es muy española, de un país que ha cambiado y se ha integrado en las últimas corrientes del arte moderno.

–¿Acepta el título de precursora en España de la novela interactiva o de la novela europea?

–Los lectores sabrán si mis noveles son tan distintas a lo que se está haciendo pero sí afirmo que busco nuevos caminos para la novela. Todas las buenas novelas son interactivas y en las mías intento dejar huecos que el lector debe reconstrur con la imaginación.

–"Aunque seamos malditas", su último título ahora reeditado, arrasa en Alemania y en España una voz como la del Nadal Fernando Marías lo considera una obra "espectacular"... .

–Es una novela en la que se habla de mujeres que llamaron brujas y d e los perseguidos de hoy en día, las víctimas de la moderna caza de brujas. Una novela sobre el monopolio y los médicos, los acusados sin culpa, el acoso laboral y las nuevas formas de Inquisición, desde las que pasan en Guantánamo hasta la realizada por los medios de comunicación cuando deciden crucificar a alguien.

–Su vida, aunque no haya cumplido los 40, es todo lo contrario de la de un autor de mesa camilla...

–Cierto que he viajado mucho y he corrido las más diversas y adversas aventuras pero también que, si no he sido de mesa camilla, sí de banco de madera. De pequeña acudía mucho a la biblioteca a leer, siempre he sido lectora incansable. Vivir y acogerte a la mesa camilla son dos caras de la misma moneda en la vida de un escritor.

–Hace un par de años se encerró usted en un burka y paseó por Madrid así encarcelada....

–Eso también es hacer literatura. La literatura es un acto, una performance, una forma de vida que va más allá de la escritura. Fue una experiencia intensa ver cómo la gente me miraba con miedo o con recelo, cómo alguno me agredía verbalmente, cómo otros salían en mi defensa...

–Pequeña experiencia, en cualquier caso, en contraste con su estancia en la India y su "rapto" en Cachemira...

–He viajado bastante porque para mí viajar es como escribir, la manera más fácil de gozar y sufrir mucho en poco tiempo. A a India viajé para atrapar un sueño y la India me devolvió como en un espejo mis pesadillas. Fui a Cachemira en pleno conflicto con el deseo de escribir sobre ello, nos "dejamos secuestrar" por el líder rebelde Shabir Sha... cosas que ya están contadas.

–Usted es asturiana pero Galicia forma parte de su itinerario...

–El de mi infancia ¿le parece poco? Fonsagrada es mi Macondo particular y Galicia está en mi geografía emocional, en mi piel, en el sentimiento de mi lenguaje. Está, por ejemplo, en mi novela "La muerte blanca", que relata un universo atlántico. Yo no tengo nada en mi literatura de la visión simplona y realista castellana. También "Aunque seamos malditas" es una contraposición con el realismo castellano, una especie de homenaje a la tradición mágica y oral del norte de España. Mi lengua materna es el gallego, en Fonsagrada viví con mis abuelos y tías como un clan, allí oí a mis mayores los cuentos junto al fuego y vi una vez, entre la niebla, a un ser brumoso nunca explicado que a lo mejor es una de las causas de que me dedique a la literatura. Me llamo Eugenia por mi bisabuelo gallego, que cada noche leía un cuento y cuando se le acabaron inventaba uno ante la fascinación de los pequeños.

–¿Para quién escribe usted?

–Podría decir que para lectores inteligentes pero en realidad lo hago para el mismo ser al que escriben los enamorados cuando escriben sus nombres en la arena de la playa. Solo que quizás yo escriba en la arena de un desierto y ese desierto es el de mi vida. Y escribes, de modo inconsciente, a través de los autores que te han devorado el alma como Allan Poe o Chejov pero también Cunqueiro. Oyes voces de personajes que son casi una esquizofrenia, pues las escuchas dentro de ti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Agenda de hoy

Planeta perdido

Planeta perdido

Teatro Aforo

Daniel Dapobra - Chatroom

Daniel Dapobra - Chatroom

Adelante Grupo Inmobiliario

Valbueno - Soho

Valbueno - Soho

Soho de Vigo

Taller de Expresión Escrita II

Taller de Expresión Escrita II

Aula Universitaria de Vigo

Prev
Next
Encuentra los eventos de