Noticias | Agenda

XX Festival de Jazz de Primavera

Jorge Pardo, brisa y mestizaje

El madrileño, una de las grandes figuras del jazz español, enamora con su fusión flamenca en el Latino
19-05-2016 10:01
0 votos
Jorge Pardo en el Café Latino de Ourense // J. Fraiz

J. FRAIZ | OURENSE
Con Jorge Pardo (Madrid, 1956) las canciones se levantan, agitan el pelo y bullen entre las mesas. Aunque se trate de una versión de Cole Porter. Es como si la flauta travesera hiciera soplar el cierzo. Es tan asiduo al café Latino de Ourense que en esta ocasión, en el XX Festival de Jazz de Primavera, ha disimulado. "Voy a decir que es mi segunda vez, por si acaso no me contratan de nuevo". Terminará la noche con El Faro, de su disco Huellas, paradigma de esa pauta mestiza que intercala pentagramas y pone al jazz frente al espejo del flamenco. Pardo extrajo la música de raíz durante casi 2 horas y media, ayer en Ourense.

El madrileño hizo en la ciudad de As Burgas el mismo trecho que recorrió en su día. Aprendiz de conservatorio como fue, primero impartió una clase magistral en la escuela municipal ante los nuevos músicos que aspiran a desentrañar las canciones más allá del solfeo. Se cambió la ropa, probó niveles de sonido y regresó, ya en horario noctámbulo, con un balón de gin tonic al escenario. Siempre lleva encima una expresión tranquila, la mano izquierda completamente anillada y todo su bagaje, de más de 3 décadas, por el que es un artista reconocido: Mejor músico Europeo de Jazz, en el año 2013; Premio Nacional de las Músicas Actuales de 2015, una mención otorgada por el Ministerio de Educación y Cultura.

Jorge Pardo en el Café Latino de Ourense // J. Fraiz

Su nombre quedará ligado a las giras con Paco de Lucía y al disco más denostado, en su momento, del mundo flamenco; el majestuoso La Leyenda del Tiempo de Camarón. En su dilatada trayectoria ha tocado junto a otros gigantes como Chick Corea. En Ourense regaló "North Africa", del álbum de 2005, "The Ultimate Adventure", una fusión de ritmos españoles, árabes y africanos en el que colabora en varios temas con sus dotes: la flauta travesera, el saxo y las palmas. El madrileño pasa hasta el be bop más rudo y salvaje por su tamiz y, en todas las velocidades, siempre aparece la melodía, aterciopelada y voluptuosa. Es como si el jazz oliera a azahar. Buena muestra fue un final de canción adaptando "A Love Supreme" que excitó la atmósfera del café, cálido y bullicioso.

El concierto programado en el XX Festival de Jazz de Primavera trajo a casa a Daniel Domínguez, el batería del cuarteto, es decir, la brújula. Pardo reservó varios momentos para que se luciera en soledad. El percusionista, hijo del mítico Yosi de Los Suaves, totalmente reconocible por esa misma mueca, se sincronizó toda la noche, con la mirada, sonrisas y gestos hieráticos, con Alberto Saez al piano, hábil en los acompañamientos y en los contrapuntos, sensible en las baladas. Completó el cuarteto Pablo Martín Caminero al contrabajo, cuyos punteos traste abajo subrayaron el mestizaje. Si Rafael Azcona dijo que "el único sentido de la vida es desayunar un día más", la próxima cita de Pardo con el Latino, todo un idilio, valdrá la espera.

Jorge Pardo en el Café Latino de Ourense // J. Fraiz
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sorteo

FARO te invita a disfrutar de las mejores canciones de The Rolling Stones, con la banda tributo Satánicas Majestades, el 24 de septiembre en el Auditorio do Mar de Vigo, en compañía de los pequeños de la casa

Encuentra los eventos de