Callos

3 votos
Callos

Salceda de Caselas celebra el primer fin de semana de septiembre la fiesta de los callos

Ingredientes:

  • 1 kilo de calllos
  • 2 patas de ternera
  • 500 gr. de garbanzos
  • el codillo de un jamón que troceamos
  • 150 gr. de panceta
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cabeza de ajos pequeña
  • 50 gr. de tocino
  • sal, perejil
  • 2 cucharadas de especias para callos

Ponemos a remojo los garbanzos desde la víspera. Lavamos los callos con agua fría en abundancia, los escaldamos en agua caliente, los volvemos a pasar por agua fría con limón y vinagre.


Llevamos una cazuela grande al fuego, con mucha agua para que cubra los callos, la pata de ternera y el codillo de jamón troceados, y lo dejamos hervir una hora. Cambiamos el agua y lo volvemos a poner al fuego. 


En el segundo hervor incorporamos los garbanzos y el resto de ingredientes, así como las especias.


Unos buenos callos deben hacerse a fuego muy lento, sin que los garbanzos se deshagan, por lo que llevará sobre unas tres horas.



Consulta más recetas de la cocina gallega

Mapa

Restaurantes en Vigo

Los mejores restaurantes en Vigo

Descubre los mejores restaurantes y pizzerías de Vigo y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias

Un plato depurativo, nutritivo y refrescante.

Cómo hacer gazpacho, la bebida detox más tradicional

El plato, una sopa habitualmente fría y depurativa, es una receta clásica cuando llega el calor

Las alachofas con bechamel aportan infinidad de beneficios

Alcachofas con bechamel, un plato lleno de vitaminas

La salsa ayuda a disfrazar el sabor amargo de esta verdura para así introducirla en la dieta de toda la familia

Existen determinados alimentos que favorecen el sueño.

Estos alimentos te ayudarán a dormir mejor

Una taza de leche templada o una infusión ayudan a promover el sueño

Sopa de Cebolla con queso gratinado

Sopa de cebolla: una receta como la de tu abuela

Para los días lluviosos y frescos propios de la primavera no hay nada mejor que disfrutar de este tradicional y sencillo plato