Gambas con gabardina

2 votos
Gambas con gabardina

Esta típica receta de la gastronomía española es muy fácil de preparar y deliciosa

Ingredientes:

  • 1/4 kg de gambas
  • 1 clara de huevo
  • 150 g de harina
  • 1 cucharada de vinagre
  • aceite
  • sal

Se cuecen las gambas en agua hirviendo con sal durante unos cinco minutos. Se dejan enfriar y se cuela el caldo. En un recipiente se pone la harina, la cucharada de vinagre y un poco del agua utilizada para cocer las gambas, procurando que esté bien fría.

 

Se remueve hasta formar una crema espesa, agregando después la clara batida a punto de nieve.

 

Las gambas se rebozan en este preparado una a una, cogidas por la cola, y se fríen en aceite muy caliente.

 

Pueden rebozarse también con un masa que se hace mezclando una taza de leche con otra de sifón y añadiendo luego sal y harina hasta conseguir una pasta espesa. Las gambas se rebozan en ella y se fríen del modo acostumbrado.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de orgien de Galicia


Restaurantes en Vigo

Los mejores restaurantes en Vigo

Descubre los mejores restaurantes y pizzerías de Vigo y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias

Muchas personas siguen una dieta.

Las tres dietas más recomendadas por los nutricionistas

Seguir una dieta requiere del consejo de un experto, pero existen algunas que gozan de respaldo unánime

Crepes de jamón y queso.

Cinco cenas fáciles y exquisitas para cuando llegas tarde a casa

Recetas rápidas, pero no por ello menos originales, por si nos falta el tiempo a última hora

Un apetitoso 'poke bowl'.

'Poke', la nueva moda que conquista a los famosos

Descubre por qué triunfa esta ensalada de pescado crudo, que aparece en numerosas fotografías

La mayoría de zumos de los supermercados son néctares.

¿Cómo puedes comer eso? Fraudes en los alimentos

Numerosos productos de los supermercados consiguen engañar a los consumidores