Noticias | Planes

Diez lugares en los que disfrutar del atardecer cerca de Vigo (II)

Segunda entrega de esta guía para contemplar la despedida del astro rey
17-08-2016 12:11
1 voto
La ría de Vigo y su entorno ofrecen un refugio natural de las tempestades atlánticas. Esta protección limita en parte las zonas desde las que se puede observar el ocaso, por lo que traemos la segunda entrega de los lugares más privilegiados. De playa, de monte, unos de difícil acceso y otros más cerca de lo que pueda suponer: aquí tiene otros diez planes que querrá repetir.

Alto de Cedeira
El conocido como 'Mejor banco del mundo', próximo a Rande, ha sobrevivido a varios intentos de sabotaje gracias a la perseverancia de los creadores. Dotado de una vista privilegiada sobre toda la ría, este mirador es de complejo acceso, por lo que alcanzarlo se convierte en una experiencia añadida. El paraje agreste y la altura del banco de Cedeira garantizan las mejores condiciones para una observación satisfactoria.

Virxe da Roca de Baiona
Aunque es de sobra conocido el atractivo del paseo que rodea el parador de Baiona, este municipio de hondas raíces históricas contiene otros sitios de interés. Uno de los más destacables es la Virxe da Rocha, una figura de quince metros de granito y mármol que corona el alto occidental del núcleo urbano, el monte Sansón. El monumento del porriñés Antonio Palacios cuenta con un mirador justo ante el océano, con una perspectiva límpida del gran azul.

Dos paseos por Cangas 
La villa que saluda a Vigo desde el otro lado de la ría disfruta de una fachada marina ideal. Desplazarse hasta Cangas en barco es una solución práctica para acercarse a dos cálidos paseos: el que discurre desde el centro hasta Punta Rodeira, y el que va de Areamilla a Santa Marta. El primero comienza en la misma estación marítima y se extiende por el arenal más grande de la localidad; mientras que el segundo está en sentido opuesto, más allá de Punta Balea, haciendo las delicias de quienes buscan una tranquila caminata. Ambos recorridos dejan una estampa perfecta del Atlántico y las Cíes.

Praia de Nerga
Para quienes buscan una playa amplia y con el máximo de horas de sol, Nerga –junto con las calas de Viñó y Barra- es una opción ideal. Situada en el extremo occidental de Cangas, antes de Cabo Home, esta zona ofrece arena fina y blanca al pie de extensos pinares, con dunas y grupos aislados de rocas. En ella tiene cabida cualquier tipo de plan, desde el picnic al deporte acuático.


Barra, Viñó y Nerga .// Gonzalo Núñez

Cabo Estai
Sito poco más allá de la isla de Toralla, el saliente rocoso de Estai se impone entre las calas de Saiáns y Sobreira. Esta situación permite disfrutar tanto de los arenales cercanos como de las formaciones pétreas, en las que es posible pasear y relajarse ante la visión de las Illas Cíes y el intenso oleaje. Una zona de lo más tranquilo.

Castelo de O Castro
En pleno centro de Vigo, en lo alto del parque de O Castro, se alza la Fortaleza de San Sebastián, vestigio de los antiguos pobladores. Un hermoso paraje vegetal cubre la ladera que defienden estos viejos muros, a los que es posible acceder a pie desde Praza España o Camelias. En el recinto amurallado existe un mirador estratégico, desde el que observar el conjunto de Vigo y la salida al Atlántico.

Mosteiro de Oia
El entorno de Oia tiene un monumento de excepción en el Real Monasterio, de casi un milenio de antigüedad. El enclave resistió los ataques piratas, dando origen a diversas leyendas y al reconocimiento de la Corona como plaza fuerte. El gran edificio religioso, ahora en rehabilitación, es un bello ejemplo de la arquitectura de orden cisterciense. Tanto desde el pueblo como desde el monasterio, erigido a pocos metros del mar, es posible contemplar la puesta de sol en todo su esplendor.

Faro de Cíes
La joya del Parque Natural cuenta con un mirador privilegiado en el faro principal. A pesar del esfuerzo que requiere el ascenso, las vistas que proporciona el alto de la luminaria bien valen el intento. Desde este enclave se puede admirar el resto del archipiélago, la amplitud de la ría y la Costa da Vela, con el océano de telón de fondo. También es sugerente el espectáculo desde el Alto do Príncipe.

Praia da Mourisca
Este pequeño arenal de aguas claras está al pie del Museo do Mar de Vigo, en el final de la Avenida da Atlántida. Es un destino tranquilo, con un amplio espectro de visión, que garantiza el máximo de horas de luz. La cercanía de esta playa y el acompañamiento del Museo, de ricas líneas y buena factura, proporciona un ambiente especial y accesible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Encuentra los eventos de

Más planes

Deja tu comentario
Este concello pontevedrés alberga una naturaleza intacta todavía por descubrir. Patrocinado [..]
Deja tu comentario
La compra de 21st Century Fox incorpora a la compañía de 'Mickey' un gran catálogo [..]