Rutas y excursiones

Mil parajes en A Costa da Morte

0 votos

En la zona costera que abarca desde Malpica hasta Muros se mezclan los paisajes abruptos con un mar bravo frente a otros con playas arenosas y puertos abrigados

Una de las zonas más conocidas de Galicia en el exterior es A Costa da Morte situada en la costa atlántica de A Coruña. Una de las razones de su éxito es su nombre, que hace que la gente investigue a que viene y otro por su naturaleza salvaje. Esta tierra de contrastes ofrece zonas graníticas propias de las partes más abruptas de su litoral frente a otras más arenosas, frente a un embravecido mar azotado por fuertes vientos. Comprende una franja que tiene como punto más oriental Malpica y occidental la ría de Muros, donde ya empiezan As Rías Baixas.

Malpica. Antiguo puerto ballenero donde predomina la pesca de bajura. En él se encuentran las Torres de Mens, escenario de cómo los feudales durante el medievo fueron sometidos por el pueblo durante la Revolución Irmandiña y la localidad de Buño, famosa por su artesanía de barro. En su costa se ubican también las islas Sisargas, refugio de muchas aves marinas.

Corme y Laxe. La localidad de Corme es conocida por sus percebes, en especial los de la zona del Roncudo, que adquiere su nombre del ruido que produce el mar cuando golpea sus acantilados. Su monumento más representativo es la Pedra da Serpe que se asocia con la llegada de los pueblos celtas que se asentaron en la región y que tenían como símbolo a este animal. Laxe, es otro de los lugares con encanto de esta región por sus playas, miradores de aves migratorias y restos de la cultura castreña.

Vimianzo y Camelle. A los amantes de la historia les gustará Vimianzo ya que se puede realizar una ruta por sus dólmenes y su castillo, que tuvo antiguamente una importancia especial por su cercanía a la costa, porque servía de control de las rutas comerciales del Mar del Norte y de los negocios de la sardina y salazón y por los botines rescatados de los numerosos naufragios. Siguiendo el recorrido llama la atención el pueblo de Camelle, hogar de Manfred Gnädinger, más conocido como Man, el alemán de Camelle, escultor y ermitaño que construyó en las rocas una Casa Museo dedicada al mar.

Camariñas. Lugar célebre por su pulpo y sus encajes, verdaderas obras de arte confeccionadas sólo con hilo y que celebra su Feria de Muestras en Semana Santa. Su faro, en el Cabo Vilán fue el primer español en funcionar con energía eléctrica. Posee playas como la de O Trece, en cuyas costas tuvo lugar en 1890 el naufragio del navío inglés Serpent que dejó un balance de unos 172 muertos y en cuyo honor se levantó el Cementerio de los Ingleses.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de

Más planes

Deja tu comentario
Situado en el umbral de la Costa da Morte, en la fértil comarca de Bergantiños, Carballo [..]
Deja tu comentario
El presidente de Estados Unidos y su mujer estarán centrados en hacer de anfitriones en la [..]