Rutas y excursiones

Monfero: la soledad del císter

0 votos

Monfero - A Coruña

Hubo un tiempo en que el fabuloso y peculiar monasterio de Santa María de Monfero gobernaba en la comarca y las fragas del río Eume eran extensas y frondosas

El monasterio se remonta al siglo X, por el tiempo en que San Rosendo fundaba el vecino de Caaveiro. Destruido por los normandos, lo reconstruyó en 1124 el rey gallego Afonso VII. En 1147 pasó a depender de la orden del Císter, de quien deriva la mayor parte de la arquitectura del monasterio. Tras la exclaustración, seguir empleando la iglesia para misar hizo que el convento haya resistido mejor el paso del tiempo.

Lo mejor conservado y lo más llamativo del monasterio es la fachada barroca de la iglesia, con una portada ajedrezada de pizarra y granito, y cuatro columnas corintias que le hacen el frente. En el concello también se encuentra la casa de los Andrade, los nobles que marcaron la historia de la comarca y de Galicia. Pero Monfero es también muy montañoso. En el centro del ayuntamiento se levanta el monte Pendella, con 712 metros de altitud, desde el que se puede ver una hermosa panorámica de As Mariñas, de Ferrol a A Coruña.

Pero lo más relevante son, sin duda, los paisajes que crea el río Eume a su paso: el Parque Natural de las Fragas do Eume, el mayor y mejor conservado de los bosques atlánticos. Más de 9000 hectáreas de superficie de lagos, valles, bosques, naturaleza viva y verde conforman este Parque Natural situado en el concello de Monfero a unos 60 kilómetros al este de A Coruña. El río Eume ha ido dando forma al valle a través de la erosión, creando distintos ecosistemas donde aún perviven especies autóctonas convirtiendo el lugar en una joya forestal.

El entorno natural, agrupado a lo largo de más de 80 kilómetros siguiendo las orillas del río Eume, fue declarado Parque Natural en 1997 y constituye la mejor representación del bosque Atlántico de toda la Europa Atlántica tanto por su extensión como por su conservación. Tiene una rica biodiversidad, un bosque en cuyas zonas más próximas al río predominan los alisos y chopos, mientras que más arriba están los robles entre otras especies vegetales como abedules y castaños. Aunque difíciles de observar en el parque habitan entre otros ejemplares de: gato montés, gineta, marta, zorro.

Entre las aves, el visitante podrá observar con mayor o menor dificultad al búho real, halcón abejero, martín pescador, el azor y otras aves típicas del bosque. Además está catalogada la presencia de 15 especies de anfibios, 14 especies de reptiles, ocho especies de peces, 103 especies de aves y 41 de mamíferos.

Galería de fotos