Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido tras amenazar presuntamente con tres hachas a agentes de policía

Una patrulla de la Policía Local de Vilagarcía, en el centro de la ciudad Iñaki Abella

Agentes de la Policía Local de Vilagarcía lograron reducir a medianoche del viernes a un hombre que presuntamente estaba protagonizando una violenta discusión familiar en un domicilio de Rubiáns, y que según los alertantes llegó a esgrimir un par de hachas en un momento del altercado.

Fuentes conocedoras del caso indican que los hechos sucedieron sobre las 24.00 horas del viernes, momento en que la Policía Local recibió el aviso de que se estaba produciendo una disputa familiar en Rubiáns.

En efecto, cuando llegaron al punto los agentes descubrieron a un varón en una actitud desafiante y agresiva, hasta el extremo de que llegó a amenazar a la dotación policial con tres hachas, señalan fuentes oficiales.

Los agentes intentaron persuadirlo de que depusiese su actitud, y aunque finalmente sí lograron convencerlo para que dejase las herramientas, no pudieron evitar que en un momento dado se autolesionase. Las diligencias fueron asumidas por la Comisaría de la Policía Nacional, que se llevaron detenido al varón.

No obstante, en un primer momento fue trasladado al hospital, para ser sometido a una primera exploración médica por las lesiones que presentaba. No fue esta la única incidencia de las últimas horas en O Salnés.

Incendio en O Grove

Poco después de las seis de la tarde de ayer, los servicios de emergencias de O Grove fueron alertados de un incendio en un almacén del restaurante Adrede, situado en la confluencia de Luis Seoane con Rúa Barqueiras.

El restaurante había estado trabajando hasta primera hora de la tarde, pero en el momento del incendio se encontraba cerrado. Fueron los vecinos los que avisaron al ver una columna de humo negro, que procedía de la combustión de la uralita de la cubierta.

Los primeros en llegar a punto fueron una dotación de la Policía Local y los propios vecinos, e intentaron controlar las llamas con una manguera de agua. Pocos minutos después llegó al punto una dotación del Servicio de Emerxencias de O Grove, que logró finalmente extinguir las llamas.

Pese a todo, los daños materiales que ha sufrido el establecimiento hostelero son muy importantes, puesto que en el almacén tenía varios electrodomésticos necesarios para su actividad, como neveras, congeladores o microondas, y las llamas los destruyeron prácticamente todos, al igual que la cubierta. El operativo de emergencias se dio por concluido poco después de las siete de la tarde.

Compartir el artículo

stats