Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esprint en busca de un sueño

Iago Aspas, Santi Mina y Brais Méndez, durante un entrenamiento del Celta en la ciudad deportiva Afouteza, de Mos. // RCCV

Iago Aspas, Santi Mina y Brais Méndez, durante un entrenamiento del Celta en la ciudad deportiva Afouteza, de Mos. // RCCV

La histórica victoria en Mendizorroza (1-3) ha allanado el camino del Celta hacia objetivos superiores a los de la permanencia. Para ello, el conjunto celeste necesita superar esta noche (Balaídos, 21 horas, Gol) una complicada prueba ante un Sevilla que se ha consolidado en la cuarta plaza y que cuenta con pocas opciones de sumarse a la pelea por el título de Liga, a pesar de los deseos de su entrenador.

Vigo no es una plaza asequible habitualmente para el conjunto hispalense, donde ha encadenado tres derrotas en sus últimas visitas. Los célticos, por su parte, tampoco acaban de superar los duelos ante los primeros clasificados. Además, para esta trigésima jornada del campeonato, Coudet no podrá contar con la pareja titular de centrales: Murillo cumple sanción por su expulsión en Vitoria y Araújo arrastra unos problemas musculares que le impedirán jugar de inicio.

Entre los convocados por Lopetegui solo causa baja el lateral izquierdo Escudero. En-Nesyri es duda por unos problemas físicos, pero el conjunto andaluz anda sobrado de banquillo, lo que echa en falta el Celta en la recta final de la competición para convertirse en un serio aspirante a una plaza europea.

Coudet afronta el duelo ante el Sevilla con lo puesto, con 19 convocados, de los que tres son porteros y dos de los jugadores de campo tienen ficha del filial: Fontán y Baeza. Al no contar ni el técnico ni el club con Costas y con Sáenz, el joven Fontán es la opción obligada para cubrir una de las dos vacantes en el eje de la zaga. El arousano jugará junto al ghanés Aidoo. Ambos vuelven a formar pareja desde que lo hicieran en enero pasado en el grave tropiezo en la Copa del Rey frente al Ibiza, de Segunda División B. Hoy tendrán una exigente prueba ante el holandés De Jong o el marroquí En-Nesyri.

De esos duelos que puedan producirse en el área céltica dependerá en buena medida las opciones del Celta para sumar una victoria que rompa la racha de tres jornadas sin ganar en casa. Fue en Balaídos donde los de Coudet lograron sacudirse la amenaza del descenso, aunque en las últimas jornadas no les fue tan bien ante el Valladolid, el Athletic Club y el Real Madrid, rivales contra los que sumaron dos puntos. Además, hoy se cumplen dos meses desde la última victoria en el estadio de la ribera del Lagares, frente al Elche (3-1). Sus dos triunfos a domicilio (Huesca y Alavés) le llevaron a distanciarse en 13 puntos de los puestos de descenso. Esa diferencia se ha visto reducida en esta jornada hasta los once puntos, suficientes para jugar con tranquilidad y sin presión para buscar la segunda victoria consecutiva.

Para ello, los de Coudet cuentan con un Iago Aspas que ha sido el primero de la Liga en alcanzar los dobles dígitos (10 goles y otras tantas asistencias). El goleador moañés rompió en Vitoria una sequía de tres meses. Además, Mina continúa engordando su cuenta particular de aciertos en el remate (8 tantos) y Nolito no conocía una rentabilidad tan elevada de cara a portería desde hace un lustro (6 goles).

Nolito, Aspas y Denis Suárez se reencuentra con su exequipo, al que pusieron en serios apuros en la primera vuelta, el día que Eduardo, el ‘Chacho’, Coudet se estrenaba como entrenador del Celta. El gaditano y el moañés pusieron las tablas en un marcador que los locales rompieron en el minuto 85 con un tanto de Escudero y el definitivo de Munir dos minutos más tarde.

Ese día en el Sánchez Pizjuán, Coudet puso en escena el esquema del 4-1-3-2 que ha mantenido desde entonces en el once céltico, que en esa jornada cayó a la última posición de la tabla clasificatoria. Pero la idea cuajó y el equipo celeste salió disparado hacia la zona templada de la tabla.

Alineaciones probables.

Para el Sevilla, la visita a Vigo implica regresar al campo donde el curso pasado sufrió su última derrota del campeonato, cuando todavía le restaban quince partidos para concluir el curso. El gol de En-Nesyri en la primera mitad fue contrarrestado por Aspas, mientras que Pione Sisto obtenía la victoria para los célticos en el descuento.

Catorce meses después y con un nuevo entrenador, el Celta intentaré repetir el éxito con un once que apenas sufrirá las variaciones obligadas por las lesiones de Rubén Blanco y de Néstor Araújo y por la sanción de Jeison Murillo. Así, Iván Villar, uno de los más destacados en Mendizorroza, junto a Aspas y a Nolito, continuará entre los tres palos. Hugo Mallo y Aarón Martín controlarán los laterales, con Aidoo y Fontán en el eje de la defensa. Tapia se medirá a Fernando, otro de los mediocentros más destacados del campeonato. Por delante del peruano se situarán Denis Suárez, con Brais Méndez por la derecha y Nolito por la izquierda. En punta, Mina y un Iago Aspas que se reencontrará con Julen Lopetegui, el entrenador que le llevó en noviembre de 2016 por primera vez a la selección, de la que ha desaparecido desde el retorno al cargo de seleccionador del excéltico Luis Enrique Martínez.

Lopetegui, por su parte, intenta evitar que su equipo afloje la marcha al encontrarse en la cuarta plaza sin rivales cerca por arriba y por abajo. El técnico vasco intenta convencer a sus jugadores de que todavía es posible pelear por el título, en el que están enfrascados los dos principales equipos de Madrid y el Barcelona. Demasiados y poderosos rivales para un Sevilla que aventaja en once puntos al quinto, la Real Sociedad.

Con la clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones casi asegurada, resulta complicado mantener la concentración y la implicación necesarias en cada jornada para seguir aspirando a metas mayores. Con la duda de En-Nesyri, Lopetegui presentará esta noche en Balaídos un once similar al que la semana pasada frenó al líder en el Sánchez Pizjuán.

Bono continuará en la portería, con Jesús Navas y Acuña, autor del gol ante el Atlético de Madrid, como laterales. Koundé y Diego Carlos, una de las mejores parejas de centrales del campeonato, completarán la línea defensiva. Jordán y Rakitic acompañarán a Fernando en la medular, con Suso y Ocampos por los extremos. De Jong será probablemente el elegido para ocupar la punta del ataque ante un Celta que quiere pelear por alcanzar la barrera de los 40 puntos.

Compartir el artículo

stats