Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos desata sus sueños

Santi López lanza a puerta en una acción del partido de ayer con la defensa de Diego Muñiz. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Frigoríficos del Morrazo se acostumbra a ganar. Puede hacerlo arrollando, como ocurrió ante el Incarlopsa Cuenca o el pasado fin de semana en Antequera, pero también como ayer, con 45 minutos de trabajo y sufrimiento y 15 para destapar el tarro de las esencias y acabar gustándose. El conjunto cangués derrotó por 33-25 al Unicaja Banco Sinfín y da un paso de gigante hacia una permanencia que comienza a parecer escaso premio para las sensaciones que ofrecen semana tras semana los de Nacho Moyano.

Ya son ocho puntos de renta con respecto a un descenso que marca precisamente su rival de ayer, y cuando aún quedan dos jornadas para finalizar la primera vuelta. Es cierto que falta mucha Liga, pero también que con 14 puntos en el zurrón y en la sexta plaza de la Liga Sacyr Asobal, soñar es gratis.

Lo cierto es que, contrariamente a lo que diga el marcador, el choque ante el Sinfín no fue, ni mucho menos, un paseo militar. El Cangas estuvo incómodo durante muchos minutos, especialmente en un arranque de partido en el que sufrió para frenar a un equipo de fintadores, que buscaba constantemente las acciones de uno contra uno para generar superioridad. Los locales se mostraban blandos en los contactos y Moyano optó por meter en el bloque central a Asensio por Alberto Martín (5-6, minuto 10).

David Iglesias, autor ayer de seis goles, se eleva para lanzar. |  // Santos Álvarez

David Iglesias, autor ayer de seis goles, se eleva para lanzar. | // Santos Álvarez

Una exclusión de Perbelini fue aprovechada por los cangueses para dar la vuelta al electrónico (8-7, minuto 14) antes de que otra de David Iglesias devolviese la iniciativa a los de Víctor Montesinos (8-9, minuto 17). El Cangas no estaba fino en ataque y Moyano optaba por situar a Brais junto a David Iglesias y Aizen en la primera línea para solucionar el atasco (10-11, minuto 25). Los suyos lo lograron gracias a la actividad defensiva y el contragolpe (13-11, minuto 28). Pero el Sinfín se aferraba al choque y Castro devolvía las tablas (13-13) antes de que Aizen desempolvase las telarañas de la portería visitante previo al paso por vestuarios (14-13).

El conjunto cangués se impone al Sinfín gracias a un parcial de 10-3 en los 13 minutos finales del choque

decoration

El argentino también fue el encargado de abrir las hostilidades en un segundo tiempo en el que el Frigoríficos pareció más concentrado. Con Moisés infalible tanto desde posición como en los siete metros, los locales abrían por fin hueco (19-15, minuto 37, con tiempo muerto de Montesinos).

Fiel a su estilo el Sinfín siguió batallando en cada jugada y su técnico cambió a una defensa 5.1 que se le atragantó a los hombres de Nacho Moyano (21-20, minuto 41), que también optaba por detener el partido para reorganizar a sus tropas. Eran momentos de intercambio de golpes, con un Frigoríficos que luchaba por escaparse en el electrónico y un Sinfín que hacía la goma una y otra vez.

Dani Fernández se prepara para culminar una acción de contragolpe en el partido ante el Sinfín. Santos Álvarez

En esas Asensio fue excluido, y paradójicamente ahí estuvo el punto de inflexión para el Cangas. Los santanderinos se pusieron nuevamente a un gol (23-22, minuto 47) y los de Nacho Moyano decidieron que bastaba de tanteos y que había que aplicar el rodillo. Y eso hicieron. Parcial de 6-0 y partido en el bolsillo. Poco importó que comenzaran en inferioridad o que el técnico visitante agotase sus tiempos muertos. Con la misma labor coral de todo el partido, Santi López, Jenilson, Asensio, Dani Fernández y David Iglesias en dos ocasiones fueron colocando clavo a clavo en el ataúd de un Sinfín incapaz de frenar a los de O Morrazo (29-23, minuto 54). Gayo, Santi y David comandaron una primera línea atípica que sí supo leer el 5.1 del Sinfín y hacerle mucho daño.

El joven David Roca rompió la racha pero ni quedaba tiempo, ni tampoco fe en los cántabros para la remontada. Recortaron hasta el 30-25 y ahí se acabó, porque en esta ocasión el Cangas no bajó el pie del acelerador y remató la contienda con un 3-0 de parcial para subir al marcador su máxima diferencia en todo el partido. En total, 10-3 en los 13 últimos minutos. Todo en medio de una nueva fiesta en O Gatañal que encontró en el balonmano el mejor método para combatir el frío. El Frigoríficos del Morrazo ya convierte el éxito en costumbre. Próxima estación, Ademar de León en principio el sábado 4 de diciembre.

Ficha técnica:

Frigoríficos del Morrazo: 33

Javi Díaz; Dani Fernández (4), Quintas, David Iglesias (6), Martín (1), Santi López (3) y Jenilson (1) –siete inicial– Forns (ps), Moisés (7,4p), Brais, Gayo (4), Menduiña (1), Rubén, Asensio (2) y Aizen (4).

Unicaja Sinfín: 25

Ernesto; Pla (3), Ramiro (2), Xavi Castro (5), Óscar García (3), Lon (4), Zungri y Perbelini (1) –siete inicial– Guitart (ps), Dija (3,3p), Muñiz, Leo Alonso, Basualdo y Roca (4).

Marcador cada cinco minutos: 3-4; 5-6; 8-7; 9-10; 10-10; 14-13 (descanso); 17-15; 21-18; 22-20; 25-22; 29-23; y 33-25 (final). Árbitros: Monjo Ortega y Martín Soria (Madrid). Excluyeron a los locales Jenilson, David Iglesias y Asensio, y al visitante Perbelini. Incidencias: Unos 1.100 espectadores en el pabellón de O Gatañal. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por el exdirectivo de la entidad Manuel Rodríguez Soliño y por la abuela de Jenilson Monteiro, Inés Varela. El diputado provincial de Deportes, Gorka Gómez, entregó una placa a Javi Díaz por sus 600 partidos en Asobal.

Compartir el artículo

stats