Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Milanés | Cantautor

“Admiro los poemas de Cunqueiro”

“Pondría música también a versos de los gallegos Rosalía de Castro y Celso Emilio Ferreiro; y a los españoles Luis Cernuda, Quevedo y Góngora”

El cantautor cubano Pablo Milanés

El cantautor cubano Pablo Milanés JAVIER SALAS

Con 78 años recién cumplidos y la mala salud de hierro que le ha acompañado toda su vida, Pablo Milanés continúa con la suficiente energía para subirse a los escenarios ya que no concibe su existencia sin el contacto con el público que le ofrecen los conciertos en directo. El cantautor cubano inició el pasado domingo en Huesca su gira “Días de luz”, con la que recorrerá gran parte del territorio estatal. Narón, el 8 de mayo, y Santiago de Compostela, el 18 de septiembre, son las paradas que tiene previstas de momento en Galicia, una tierra a la que le unen lazos familiares y sentimentales. En medio de la incertidumbre en que nos ha envuelto la pandemia, el máximo referente de la Nueva Trova Cubana apuesta por abrir un nuevo horizonte que, a pesar de todo, quiere sentir esperanzador, tal y como refleja en su canción “Esperando el milagro”, una súplica con evocaciones religiosas grabada en el mes de diciembre tras la triste noticia del fallecimiento del compositor mexicano Armando Manzanero por COVID-19, lo cual añadió mayor carga sentimental a la canción. El amor como refugio y su adorada La Habana están también presentes en otros dos temas de su próximo disco, con el que inicia una nueva etapa discográfica con Universal Music España.

– Comienza su gira “Días de luz” tratando de aportar una reflexión íntima y esperanzadora sobre estos tiempos difíciles derivados de la pandemia, ¿es de los que cree que saldremos mejores de esta crisis sanitaria o volveremos a caer en los mismos errores?

– Creo que debemos tratar de seguir siendo mejores; se ha demostrado que, incluso un evento tan duro como la pandemia del coronavirus, no ha traído la solidaridad deseada, el respeto, etc. pero debemos continuar con esa aspiración.

– En su single “Esperando el milagro” llama a meditar sobre el presente que vivimos y aborda un futuro que quiere sentir esperanzador, pero sitúa esa esperanza en un milagro y realiza una súplica de evocación religiosas, ¿no cree que la humanidad pueda salir de esta por sí sola?

– Quise llamar la atención realmente sobre aquellos que sólo esperan un milagro divino, pues ante la pandemia creo que los que son creyentes se aferran más a un milagro que a otra cosa. Como ya he comentado, pienso que el verdadero milagro sería erradicar el hambre en el mundo, invertir más en ciencia, educación, cultura; eso sería un gran milagro para la humanidad.

– Este tema se gestó en días duros – dicen que la muerte de Armando Manzanero por Covid le afectó en su composición. ¿Cómo está viviendo esta pandemia y como le está cambiando a usted personalmente, unido al hecho de su delicado estado de salud en 2020?

– Realmente ha sido muy triste y doloroso ver como mucha gente se ha ido por causa de este virus, en soledad… indudablemente me ha afectado mucho la pérdida de artistas amigos queridos , como Óscar Chávez en México, amigos de toda una vida como Víctor Víctor, en República Dominicana, o Armando Manzanero, en México.

– Las otras dos canciones que saldrán próximamente son “Vestida de mar”, la primera dedicada a su querida La Habana, y “Días de luz”, ¿Nos puede comentar algo sobre ellas?

– Dediqué “Vestida de mar” a una Habana que no es esa ciudad turística del Caribe; es la Habana real, con todas sus circunstancias, la que más sufro y más me inspira. “Día de luz” es un tema mucho más reciente, un tema íntimo que narra la fuerza y unión de una pareja ante las adversidades.

– Inicia una relación con Universal Music que supondrá, entre otras cuestiones, el paso de toda su discografía al formato digital y sorprende que no estuviera disponible hasta ahora, ¿fue por algún tipo de resistencia personal a las nuevas plataformas o por qué no se lo planteó?

– Quisiera terminar un disco de temas nuevos y algún que otro inédito, muy antiguo, compuesto hace décadas, solo a guitarra. Tengo la necesidad de volver a esa relación directa con la guitarra, a la esencia de la composición.

– ¿El amor y el compromiso social continúan siendo los temas que le mueven a componer como al principio de su carrera o hay otros que le inspiran?

– Desde luego que sí, a veces se cruzan esas temáticas como en “Día de luz”, que espero que, a lo largo de este año, se pueda estrenar.

El cantautor cubano Pablo Milanés Javier Salas

– Sorprende que continúe manteniendo la energía suficiente como para abordar una gira con tantas actuaciones -sus amigos dicen que siempre ha tenido una mala salud de hierro-. ¿Qué suponen para usted los conciertos, sobre todo tras una época en que la situación sanitaria nos ha privado de ellos?

– Para mí siempre ha sido necesario poder actuar en directo, no concibo mi carrera sin los conciertos en vivo. Es cierto que ahora es más difícil; ha sido incluso imposible, pero se han podido reanudar algunos con muchas medidas de seguridad, pues la cultura sí se puede hacer de forma segura. Y es necesaria.

– Me consta que usted es un gran devoto de los boleros ¿Qué tiene el bolero para que hayan dicho de él que es el género musical en el que se expresa mejor el amor?

– No lo creo. Creo que hay canciones de todo tipo, baladas, rock, jazz, sones, etc., que expresan el amor de una forma extraordinaria, pero no son todas, entonces el bolero erróneamente se ha asociado al amor, porque es una forma melódica, rítmica y armónica de expresarlo, pero no siempre se logra. Hay canciones de todo tipo, que suelen ser buenas y malas, entre ellas está el bolero.

– ¿Qué conocía de Galicia, y de la música gallega, antes de que Luis Emilio Batallán le convenciese para cantar con él “Ahí ven o maio”?

– Realmente creo que Luis E. Batallán es de lo mejores músicos de Galicia y España, su obra lo ha demostrado. Llegué a Galicia a finales de los 70 y mis primeros contactos fueron con otros músicos, como algunos que formaron parte del grupo “Doa” como Xoán Piñón, Bernardo Martínez, Miro Casabella… que me acercaron a la música gallega de tradición medieval. Así mismo, con alguno de sus miembros recorrí Galicia para poder hacer la música de la película “Gallego”, a mediados de los 80. Y en la actualidad, conozco el trabajo de Uxía, Faia Díaz, Emilio Rúa, “Luar Na Lubre” y Xabier Díaz.

– ¿Cómo es su relación actual con Galicia?

– Imagino que saben que mi esposa es gallega, así que mi relación es muy estrecha, ya no sólo como admirador de esa tierra, sino por fuertes lazos familiares.

"Espero que el reguetón sea una fase y pase para que la gran tradición musical latina se imponga"

decoration

– Los jóvenes músicos cubanos de hoy en día ¿conocen lo que fue la Nueva Trova Cubana?

– Sí, desde luego, los músicos cubanos, afortunadamente, tienen un gran conocimiento musical, una excelente formación y son herederos de todos los géneros y tradiciones.

– La música hecha por latinos esta viviendo un momento dulce de reconocimiento a nivel internacional, aunque sean propuestas muy diferentes a las que le llevaron a usted a obtener dos Grammys, ¿qué opina de esos nuevos estilos que triunfan?

– Quiero decir que las propuestas actuales de la música latina no sólo son el reguetón, pero lamentablemente muchos están mal influenciados por él. Espero que esto sea una fase y pase para que la gran tradición musical latina se imponga.

– ¿Cuáles son los poetas españoles que más admira? ¿Pondría música a uno de ellos para hacer un disco entero con sus poemas?

– El catalán Pere Gimferrer, los gallegos Rosalía de Castro, Celso Emilio Ferreiro y Cunqueiro, y los españoles Luis Cernuda, Quevedo y Luis de Góngora. Y hace un par de años, musicalicé un excelente poema del asturiano Ángel González, que formó parte del último disco de mi amiga Ana Belén.

– Cuando es de su autoría la letra y la música de una canción, ¿qué es lo que hace primero: escribir la letra o componer la música?

– Depende, nunca he tenido un orden fijo. A veces escribo primero el texto, pero otras, apremia antes una melodía a la que pongo luego el texto.

Compartir el artículo

stats