Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El superdeportivo eléctrico vigués que compite con Ferrari y Tesla

8

Infografías y maquetas del superdeportivo eléctrico vigués EleGa

La UVigo se lanza al mercado de los superdeportivos 100% eléctricos y de muy alta gama con EleGa, un vehículo de grandes prestaciones y un nivel 4 de conducción autónoma valorado en 240.000 euros. El diseño de los alumnos de la última promoción del máster en Ingeniería de la Automoción está pensado para un público de elevado poder adquisitivo, interesado por la última tecnología y preocupado por la sostenibilidad. Y sus competidores directos serían los modelos eléctricos Porsche Taycan Turbo S, Audi e-tron RS GT y Tesla Roadster, así como el híbrido Ferrari Stradale SF90.  

Maqueta del superdeportivo vigués EleGa

Los integrantes de la 13ª edición han sido los primeros en decantarse por este segmento para desarrollar su trabajo fin de máster. “É algo inédito pero decidímonos por esta opción porque había un nicho que cubrir. Non existía todavía un superdeportivo eléctrico con capacidades tan grandes e aínda así que tamén fose autónomo. Pero avanzamos cara outra mobilidade na que precisamos todas as posibilidades”, destaca Christian López Balsa, delegado de curso.

EleGa –su nombre se inspira en sus líneas elegantes y en su procedencia 100% gallega– tiene una potencia de 485 kW, su autonomía es de 500 kilómetros en WLTP y alcanza una velocidad máxima de 255 km/h. Acelera de 0 a 100 en 3,8 segundos y de 0 a 200 en 16 segundos. Y su consumo es de 22,6 kWh por cada 100 km.

Infografía del superdeportivo vigués EleGa

Además otro de los detalles que lo hacen tan especial es que tiene el segundo coeficiente aerodinámico CX más bajo del mercado –0,22–, solo superado por el Tesla S.

Los responsables del proyecto, que contaron con la supervisión de dos tutores del Centro de Automoción de Galicia (CTAG), se decantaron por un sistema de propulsión con tres motores. “A tecnoloxía para estes superdeportivos é punteira e nestes momentos estanse probando diferentes arquitecturas. Hai marcas que inclúen simplemente un motor moi grande e outras, como Ferrari, engaden outros máis pequenos nas rodas. Nós decidímonos por un sistema de tres porque nos permitía obter a mellor relación entre o package do vehículo e as súas altas prestacións”, añade.

Infografía del superdeportivo vigués EleGa

Infografía del superdeportivo vigués EleGa

El EleGa cuenta además con un sistema de frenada regenerativa que redunda en su bajo consumo y puede conectarse con otros vehículos e infraestructuras como semáforos. Y respecto al diseño exterior, sus faros delanteros y traseros infinitos le confieren “un carácter moi propio que o distingue moi rapidamente de calquera outro vehículo”.

Asimismo, dispone de una alta sensorización –el conductor puede poner música o subir el volumen con un gesto– y un sistema de iluminación inteligente para garantizar el confort en todo momento. “Dáselle moita importancia á interacción do usuario co vehículo a través de pantallas HMI (Human Machine Interface) e incluénse cousas como luces sobre o panel de mandos con funcións de seguridade que, por exemplo, alertan antes dunha freada de seguridade”, apunta.

Ceder el control para asistir a una reunión o descansar

EleGa destaca sobre sus competidores por su capacidad de conducción autónoma. Ninguno de los otros superdeportivos de su categoría incluyen esta opción, excepto el Tesla, pero a nivel 2, es decir, una automatización parcial.

“O nivel 4 permite que o usuario ceda o control ao vehículo cando lle interese, por exemplo, para descansar ou asistir a unha reunión de traballo. No Tesla tes que recuperar a conducción no momento no que te avisa, pero o noso vehículo é capaz de funcionar de forma autónoma totalmente”, subraya Christian Balsa, que estudió Ingeniería Electrónica y compatibilizó el máster con su trabajo en el departamento de vehículo autónomo del CTAG.

“É unha realidade que cada vez está máis cerca. O seu desenvolvemento é exponencial e nós deseñamos un vehículo coas características que podería ter de aquí a 5 ou 7 anos tal e como avanza o mercado e as tecnoloxías”, comenta sobre esta nueva modalidad de conducción.

El Máster en Automoción se imparte en colaboración con el CTAG y Ceaga y, cada curso, los alumnos realizan el diseño de un vehículo divididos en varios departamentos y siguiendo los mismos procedimientos de la industria del motor.

La última promoción, integrada por una veintena de alumnos, defendió su trabajo hace dos semanas con “muy buenas valoraciones”. Los profesores proceden tanto del ámbito académico como del sector y el programa incluye prácticas en empresas: “É unha ventaxa moi grande estar asesorados por profesionais. O máster é tamén unha moi boa opción porque moitos compañeiros conseguiron traballo”.

Compartir el artículo

stats