Son de Vigo, de Ribeira y de Aldán, y su corazón es celeste. Así lo han confesado bien en entrevistas, en sus redes sociales o en su día a día los cuatro medallistas gallegos de Tokyo. Son, hasta el momento, los únicos que han logrado esa gloria, representando a Galicia. Y el club vigués no ha perdido la ocasión para felicitar a esos deportistas laureados que a lo largo de estos Juegos Olímpicos se han subido al tercer cajón del podio -Ana Peleteiro y Nicolás Rodríguez-, al segundo -Teresa Portela- y quizá al primero -segundo como mínimo para Iván Villar, en función de lo que haga 'La Rojilla' en la final del sábado ante Brasil-, y presumir así de estos cuatro apasionados de sus colores que forman parte del 'Olimpo' deportivo.

IVÁN VILLAR, PORTERO DE FÚTBOL. MEDALLA DE ORO O DE PLATA

Uno de ellos, no sólo es aficionado al Celta, si no que milita en sus filas desde hace 13 años. Se trata de Iván Villar, el portero de Aldán (Cangas) que forma parte de la selección española de fútbol, y que este pasado martes se aseguró medalla tras el partido en el que la Roja de Luis de la Fuente venció en semifinales a Japón.

Se trata de uno de esos canteranos de raza, cuya llegada al club se remonta al año 2008. Tras cinco años en las categorías inferiores, debutó con el filial del club vigués con apenas 16 años. Su estreno con el primer equipo llegó en 2017, en Medizorroza ante el Deportivo Alavés.

Iván Villar (con David Costas a su izqda), en el centro de la foto que muestra todos los canteranos del Celta que en 2014 fueron convocados para la selección en sus categorías inferiores.

Iván Villar (con David Costas a su izqda), en el centro de la foto que muestra todos los canteranos del Celta que en 2014 fueron convocados para la selección en sus categorías inferiores. Ricardo Grobas

Desde entonces, su progresión ha sido espectacular, y sólo tiene 24 años. Además, llevará el escudo del Celta hasta 2024, como mínimo, después de renovar el pasado mes de julio.

Iván Villar en su etapa de juvenil con el Celta. Ricardo Grobas

NICOLÁS RODRÍGUEZ, MEDALLA DE BRONCE EN VELA 470

"Soy del Celta a muerte, la duda ofende". Así arranca el reportaje audiovisual "El RC Celta, la gran pasión del regatista Nico Rodríguez", que LaLiga4Sports realizó al ahora medallista olímpico Nicolás Rodríguez hace tres años, tras haber logrado el bronce en el Mundial de la clase 470. "Cuando me despierto y estoy en casa, lo primero que veo desde mi ventana es Balaídos", confiesa.

Nico, en la grada del Bernabéu al que acudió para apoyar al Celta en su enfrentamiento con el Real Madrid.

Su padre recuerda en el vídeo que, de pequeño, Nico practicaba fútbol en el colegio. "Allí también estudiaban los hijos de Mazinho y daba gusto ir a verlos jugar", comenta. El regatista muestra sus tesoros celestes, y destaca, sobre todos, la elástica con los colores de Vigo que el equipo lució hace algunos años y que, curiosamente, vuelve a recuperar, casi dos décadas después, para esta temporada. "Esta es la camiseta a la que le puedo tener más cariño en la vida, porque son los colores de la bandera de la ciudad, y yo soy un gran defensor de Vigo. Siento Vigo como algo muy propio", asegura Nico, al que las cámaras le acompañarían ese día al partido que el equipo disputaba en Balaídos, en esta ocasión sin enfundarse la celeste, "ya que hoy es un día más de protocolo". Y es que allí recibiría el homenaje del club por sus logros deportivos.

El pasado 24 de julio, el regatista vigués mostraba esta bandera del Celta para agradecer el apoyo de los amigos que la firman, y con los que comparte pasión por el club vigués cuando va a Balaídos.

Este miércoles por la mañana el club vigués felicitaba a Nico a través de su cuenta de Twitter con un montaje de fotos de su victoria en Tokyo y del día de su homenaje en Balaídos.

TERESA PORTELA. PIRAGÜISTA. MEDALLA DE PLATA EN K1 200

De los cuatro medallistas, es quizá la que más ha pisado el césped de Balaídos, donde la afición ha aplaudido los logros de su dilatada carrera. Y es que sus innumerables éxitos en Mundiales, Europeos y Juegos Olímpicos fueron siempre reconocidos por el club celeste. En enero de 2009, antes de un encuentro ante el Valencia, el por entonces presidente del Celta, Horacio Gómez, agasajaba a la palista canguesa con una placa con el escudo del club.

Teresa Portela recibe una metopa con el escudo del Celta por parte del por entonces presidente, Horacio Gómez (Enero de 2009).

Teresa Portela recibe una metopa con el escudo del Celta por parte del por entonces presidente, Horacio Gómez (Enero de 2009). Cameselle

Años más tarde, el club rindió un homenaje a los olímpicos gallegos que habían conseguido medalla o diploma en Londres 2012, entre ellos la propia Teri Portela, David Cal o Támara Echegoyen.

Teresa Portela junto a otros olímpicos gallegos que destacaron por su participación en Londres 2012 fueron homenajeados por el Celta, esta vez con Mouriño al frente del club..

Teresa Portela junto a otros olímpicos gallegos que destacaron por su participación en Londres 2012 fueron homenajeados por el Celta, esta vez con Mouriño al frente del club.. Marta G. Brea

También pasó por Balaídos en 2016, esta vez en solitario, y obsequiada con una camiseta con su nombre en el dorsal.

Precisamente, esa foto de 2016 fue de la que tiró el 'community manager' de la entidad celeste para felicitar en Twitter a la flamante medalla de plata en K1 200, momentos después de alcanzar la gloria la madrugada del pasado martes en Tokyo. Lenda! ¡Leyenda! Legend! Faise xustiza... @teriportela xa é medallista! Prata na proba de K1-200M en #Tokio2021. A sexta participación da canguesa nuns JJOO non podía rematar de mellor forma. Moitos parabéns!, rezaba el tuit del perfil oficial del club.

Después de sus declaraciones en las que aseguró que no piensa en la retirada y menos "en su mejor momento", veremos qué se inventa el Celta para el enésimo homenaje que tendrá que hacerle a Teri Portela si, como parece, sigue sumando triunfos a su palmarés.

ANA PELETEIRO. ATLETA. BRONCE EN TRIPLE SALTO

Si hay alguien que presume de llevar el escudo del Celta en su corazón esa es Ana Peleteiro. Sus redes están llenas de alusiones a su pasión por esos colores y, en ocasiones, reflexiona en público -en entrevistas o en sus redes- sobre las expectativas del equipo, o sobre qué le pareció éste o aquel partido . En una entrevista que concedió hace unos años, la medalla de bronce en triple salto confesaba en un acto a nivel nacional que ella es del Celta porque se lo "inculcaron", pero además comparte los valores que transmite a la afición.

Ana Peleteiro, en las gradas de Balaídos, hace algunos años vestida con la camiseta del Celta.

Ana Peleteiro, en las gradas de Balaídos, hace algunos años vestida con la camiseta del Celta.

"Además de la afouteza, que es como coraje, veo mucha humildad", cualidad que Peleteiro considera "rara" en el mundo del fútbol. "Trabaja muy duro por crecer pero sin olvidarse de sus valores fundamentales y a mí como espectadora me gusta muchísimo", afirmaba en aquella entrevista que realizada hace dos años.

Un año antes, el propio club la felicitaba a través de redes sociales por alcanzar la final de triple salto en el Mundial de Londres 2017, donde finalmente lograría la séptima posición gracias a un salto de 14,23 metros que en aquel entonces suponía su mejor marca personal. Ella tiró del descaro que le caracteriza para responder así: "Espero que después de esto me inviteis algún día a hacer el saque de honor en Balaidos jajajaja Muchas gracias.

Dicho y hecho. Un 19 de marzo de 2018, la atleta de Ribeira acudió al estadio vigués, esta vez como invitada para realizar el saque de honor y recibir una camiseta del club con su nombre, y firmada por todos los jugadores de la primera plantilla.

En esta ocasión, el Celta no podía dejar de felicitar a una de sus aficionadas más fieles, y lo hizo con un tuit en el que combinó fotos de su salto de bronce en el estadio olímpico de Tokyo, y una instantánea en la que posa, con poco más de cuatro años, vestida con la camiseta del club.

En esta ocasión, además de destacar su logro y ese récord de España de 14,87 metros, el texto de la publicación se completa con un: ¡Orgullosos de ti es poco! El celtismo está de celebración. ¡Enhorabuena, Ana! Parabéns!.