El hinojo es una planta silvestre que tiene muchísimos beneficios. De ella se aprovecha todo. Desde sus hojas, que pueden emplearse como una hierba aromática, hasta sus tallos o su bulbo, que suele ser la parte más utilizada, sobre todo en cremas o ensaladas y se puede consumir crudo, al horno o al vapor.

Sus semillas podremos incluirlas en una dieta equilibrada y nos aportarán grandes beneficios. Tiene propiedades que favorecen la disminución de la formación de gases además de reducir la acidez estomacal. Combate las digestiones lentas, el estreñimiento y la inflamación abdominal, aumenta la actividad del metabolismo, haciendo que la digestión se acelere y se aprovechen mejor los nutrientes y regula la actividad del hígado, ayudándole a metabolizar mejor las grasas.

Pero son sus propiedades diuréticas las que más podremos aprovechar. Mejora el funcionamiento de los riñones y, a través de la eliminación de toxinas que nuestro cuerpo no necesita y apoya la desintoxicación de la sangre.

Hay muchas maneras de incorporar el hinojo en nuestra alimentación pero una de las más comunes es hacerlo a través de las semillas, por ejemplo añadiéndolas en preparaciones como panes o bizcochos o incluyéndolas en nuestras ensaladas como complemento y aliño aunque es en forma de infusión como mejor podremos aprovechar sus beneficios.

 Aquí tienes tres ideas de infusiones hechas con hinojo y que pueden ayudarte a perder peso y quemar grasa.

Infusión de semillas de hinojo

Es una de las formas más comunes de aprovechar los beneficios de esta planta para adelgazar porque ayuda a prolongar la sensación de saciedad y, además, mejora la digestión. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de hinojo (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Elaboración

  • Aplasta las semillas de hinojo en un mortero para liberar su aceite.
  • Saca las semillas con una cucharilla, colócalas en una bola de té o colador y vierte la taza de agua hirviendo sobre ellas.
  • Permite que las semillas se infusionen en el agua hirviendo durante 7 o 10 minutos.
  • Retira la bola de té y echa un poco más de agua caliente.

Infusión con hojas frescas de hinojo

Ingredientes

  • 1 taza de hojas frescas de hinojo (60 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Corta o retira las hojas verdes frescas del bulbo y enjuágalas bien.
  • Coloca las hojas en una taza o recipiente resistente.
  • Vierte cuidadosamente el agua hirviendo.
  • Deja reposar durante 15 o 20 minutos.
  • Quita las hojas y recarga con un poco más de agua caliente.

Infusión de bulbo de hinojo

Ingredientes

  • 2 bulbos de hinojo fresco (500 g).
  • 3 tazas de agua (750 ml).

Preparación

  • Lava bien los bulbos.
  • Corta en trozos más pequeños y agrega a un colador de té.
  • Vierte agua hirviendo sobre la parte superior y presiona durante 15 o 20 minutos.
  • Retira el colador y añade un poco más de agua caliente.