Fin de semana

Ézaro, las aguas de los dioses

0 votos

Dumbría - A Coruña

El Río Xallas se precipita al mar desde el mítico Monte Pindo en uno de los rincones más bellos de Dumbría.

 

Texto y fotos: TERE GRADÍN

En el concello coruñés de Dumbría, en la parroquia de Ézaro, se encuentra uno de los rincones más bellos de la Galicia litoral. El río Xallas cae al mar en forma de impresionante cascada –el único de Europa que desemboca así–,dando lugar a una ensenada encañonada por el Monte Pindo,el Olimpo Céltico que a sus leyendas y misterios suma la belleza de sus rocas de extrañas formas. La canalización del río y la construcción del embalse de Santa Uxía supuso el cierre del salto, pero la central hidroeléctrica permite ver este fenómeno abriendo sus compuertas durante los fines de semana y en épocas de alta demanda de visitantes, como en verano, cuando se puede apreciar también con iluminación nocturna. Y a pesar de no poder contemplar el espectáculo natural a todas horas,el paisaje, tanto con fervernza como sin ella, puede presumir de una hermosura incontestable. Este hito natural siempre llamó la atención. Ya en 1745 Frei Martín Sarmiento, en su libro “Viaje a Galicia” hablaba de la impresión que le causó la desembocadura del río Xallas.También Manuel Murguía describe esta cascada como uno de los fenómenos naturales más bellos que puedan presenciarse en Galicia.

Ézaro está situada al comienzo de la Costa da Morte, rodeada de una ensenada de casi un kiló- metro de playas de arena blanca y fina y aguas tranquilas y cristalinas. La visita obligada en este lugar, además de disfrutar de sus arenales, es subir hasta el mirador que permite la percepción del salto, la ensenada y la posibilidad de ver el fondo del cabo de Fisterra. En la Casa da Pedra, en la playa de Ézaro, está el Centro de Interpretación de las Rutas del Monte Pindo y de la Cascada del Xallas. Aquí es posible conocer las diversas rutas existentes en estos espacios naturales, como la que sigue el río Xallas y atraviesa puentes como el de Ponteolveira y rocas como A Pedra Cabalgada.

 

 

Cómo llegar  En el kilómetro 74 de la  carretera C-552. Antes  de pasar el puente, a la  izquierda, sale una  pista de un kilómetro  que lleva hasta la  desembocadura del río  Xallas. 


Galería de fotos

Mapa