Rutas y excursiones

Vilameán: caminos de tradición

0 votos

Tomiño - Pontevedra

La riqueza etnográfica y natural de los Muiños do Porto y las formas y leyendas de A Pedra Longa protagonizan la ruta de esta parroquia de Tomiño

TERE GRADÍN En la parroquia tomiñesa de Vilameán se encuentra el conjunto de los Muíños do Porto, una serie de ingenios hidráulicos dispuestos en cascada y reconstruidos en su mayor parte. Hoy integran una hermosa ruta que además de recorrer los molinos llega hasta la mítica Pedra Longa, una gran roca de caprichosas formas rodeada de leyendas.


Antes o después de la caminata merece la pena conocer la iglesia de San Benito, una construcción del siglo XVIII desde la que se observan los fértiles valles de la zona. Muy próximo está un majestuoso carballo centenario bajo cuya sombra se celebran las fiestas del lugar.


La ruta hacia los Muiños do Porto está bien señalizada. Situados en la falda del Monte Picoto, originariamente fueron ocho, de los cuales recientemente se han restaurado cinco: el Muíño Pequeno, el Muíño de Abaixo, el Muíño do Medio, el Muíño da Viña y el Muíño do Amadeo. De los otros apenas quedan restos. Construidos a mediados del siglo XIX, el sistema de molienda era el de "herdeiros", el de familias que heredaban su uso y disponían de turnos para su utilización. El Regueiro do Picoto en su descenso impulsaba los "rodicios" que hacían mover las muelas que trituraban el grano. En verano si el arroyo llevaba poco caudal de agua se reforzaba con el cercano río Cereixo para lo cual se habilitó en tiempos un canal, la "levada da Miudiña", que llega desde Tebra.


La senda muestra un hermoso paraje natural acompañado del patrimonio etnográfico no solo de los molinos, también de puentes y fuentes como la del Muiño Pequeno, un ejemplar de piedra del siglo XVIII. Ya arriba, el ascenso puede continuar por el Monte Picoto -aunque hay tramos en los que la maleza oculta la pista- o por la carretera hacia el barrio de O Castro. En lo alto está A Pedra Longa, una gran roca envuelta en leyendas de "mouros" y de tesoros. A su peculiar morfología la piedra suma su ubicación en una zona desde la que se divisa una interesante panorámica del valle. El ascenso hasta la enigmática roca posada ahí por una "moura" que llevaba la mole pétrea en la cabeza merece la pena.



Cómo llegar

Desde Tomiño por la PO344 hasta el desvío en Vilameán. Después hay indicadores hacia los molinos.


Más información

Concello: 986 622 001 y  concellotomino.com.

Centro Cultural de Vilameán: 986 62 44 46.

Galería de fotos

Mapa